Suplencia, ingreso y golazo. Con estas tres palabras podría definirse la noche de este sábado de Lionel Messi, que no fue titular en el Red Bull Arena de Nueva Jersey, pero ingresó a los 59 minutos para sellar con un verdadero golazo a los 88 la victoria por 2-0 de Inter Miami CF ante New York Red Bulls, que permitió al conjunto de Florida escapar del último puesto de la tabla de posiciones de la Conferencia Este de la Major League Soccer (MLS).

El astro argentino vio desde el banco de suplentes los primeros 59 minutos del duelo con el que debutó en el torneo, después de intensos 36 días en los que disputó -con el de hoy- nueve partidos, ganó el título de la Leagues Cup y clasificó a su equipo a la final de la US Open Cup.

El primer tiempo fue muy chato, ordinario por momentos, y con escasas ocasiones de gol frente a los arcos. El técnico argentino Gerardo Martino confió en su compatriota Facundo Farías y en el paraguayo Diego Gómez la creación del juego ofensivo de «Las Garzas», así como el equilibrio del equipo en el centrocampista ecuatoriano Dixon Arroyo, quien sustituyó al español Sergio Busquets.

El paraguayo Gómez marcó su primer gol en Inter Miami CF.

Fue Farías quien a los 29 minutos dispuso de la primera jugada neta para inaugurar la cuenta, aunque no tan clara como la que tuvo para el local a los 34 Omir Fernández, quien increíblemente desperdició su remate desde el punto del penal en momentos en que Drake Callender estaba casi vencido.

Dos minutos más tarde, Gómez se encontró sin marca y con la pelota dentro del área rival, y firmó el 1-0 con un remate medido que envió a los suyos al descanso con una ventaja por la que no habían hecho muchos méritos.

Otra vez Callender, como casi siempre en el último mes, apareció con buenas tapadas en el segundo período para mantener en cero su portería, antes de que el estadio explotara de emoción a los 59 minutos por los ingresos de «La Pulga» y de Busquets.

Messi jugó solo media hora y marcó el 2-0 a los 88 minutos.

El crack rosarino no estuvo muy activo, pero igualmente sacó un conejo de la galera a los 88 minutos, cuando, después de una pirueta del español Jordi Alba, buscó con un pase soberbio al argentino Benjamín Cremaschi, quien devolvió la gentileza para que «Leo» anotara el 2-0 con un remate suave.

Inter Miami CF volvió a ganar después de 11 jornadas en la MLS, alcanzó los 21 puntos en la Conferencia Este y dejó como colista a Toronto FC. Sigue muy lejos de los puestos de clasificación a la postemporada, pero con Lionel Messi, todo es posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *